Índice del artículo

1. Causas de las problemáticas en adolescentes
2. 8 problemas más comunes en la adolescencia
3. Consejos para tratar de ayudarles

La adolescencia suele ser una etapa en la que se dan una serie de cambios, muchas veces, difíciles de gestionar tanto por ellos mismos como por los padres o tutores.

Conocer de antemano cuáles son las problemáticas más comunes permitirá a las familias anticiparse y aprender a identificar los síntomas o factores a tener en cuenta.

¿Cuáles son las principales causas de los problemas en la adolescencia?

  • Tratar de ser aceptados por su grupo: suele ser una preocupación común en estas edades. Muchas veces, los comportamientos y costumbres en casa puede que no sean aceptados por su grupo de confianza exterior, con lo que esto puede generar frustraciones y conflictos en casa, derivados de tratar de ser aceptados por su grupo social sin perder su identidad.
  • Guiarse por impulsos: durante esta etapa, todavía no se ha llegado a la madurez, con lo que el control de los impulsos, todavía no puede ser llevado a cabo de la manera adecuada porque a nivel fisiológico no se ha desarrollado por completo el córtex prefrontal, parte del cerebro encargada de controlarlos. Por lo que es un factor a tener en cuenta de cara a tener más empatía con el hijo. Esto no quiere decir que no se pueda tratar de hablar y orientarles sobre cómo deberían reaccionar, pero sí nos permite ampliar la mirada para tener más paciencia y ponernos en su lugar.
  • Reafirmación de la identidad: durante esta etapa están forjando su identidad, con lo que es habitual que traten de escapar de cualquier comportamiento que les recuerde a cuando eran niños. Por lo tanto, es habitual que veamos cómo intentan sentirse más adultos, tratando de resolver los problemas por su cuenta. Considerar esto te permitirá tratar de tener en cuenta sus opiniones involucrándolo en decisiones del día a día.

Los 8 Problemas más comunes que surgen en la adolescencia

    1. Cambios físicos: es la etapa en la que mayores cambios físicos se manifiestan y en muchas ocasiones pueden producir inseguridades o problemas de autoestima que les generan malestar delante de su entorno social.
    2. Alteraciones a nivel emocional: las hormonas provocan muchos cambios en esta época y es cuando empiezan a surgir los primeros sentimientos sexuales que pueden provocar pensamientos de vergüenza o incluso de inseguridad.
    3. Abuso de sustancias: decíamos que una de las principales causas de los problemas es la aceptación y esto puede provocar que cuando el adolescente está en contacto con grupos sociales conflictivos, termine desencadenando en el abuso de sustancias.
    4. Problemas en los estudios: los problemas emocionales surgidos durante esta etapa pueden influir en el desempeño escolar ya que las exigencias escolares crecen y el adolescente se tiene que adaptar a ellas mientras además gestiona el resto de preocupaciones.
    5. Trastornos alimenticios: debido a las vulnerabilidades y preocupaciones asociadas a esta etapa, es muy frecuente que aparezcan este tipo de problemas de salud, principalmente asociados a la alimentación, con lo que es muy importante que los padres o tutores estén alerta para detectar síntomas o indicios de ellos.
    6. Problemas psicológicos: los cambios emocionales pueden desencadenar en problemáticas de salud mental. Las fobias y la depresión son los problemas más comunes en adolescentes.
    7. Adicción a las redes sociales: no cabe duda que a día de hoy este es un problema muy frecuente en adolescentes. Es importante estar atento a su relación con internet y las redes ya que puede desencadenar problemas asociados a la salud mental o influir en su autoestima.
    8. Agresión y violencia: los problemas conductuales en niños pueden aparecer también en la adolescencia. Todos los retos, desafíos, inseguridades y cambios hormonales a las que se enfrentan en esta etapa, pueden derivar en conductas agresivas como forma de gestionar y liberar estas presiones.

Consejos para solucionar los problemas de los adolescentes

Tenemos que entender que hay problemas característicos de esta etapa que van a surgir y no vamos a poder evitar, nuestro papel como padres o tutores será acompañar y tratar de apoyar al adolescente en esta etapa, convirtiéndonos en un pilar que le facilite estos momentos. 

Si los problemas van más allá y notamos conductas agresivas graves o problemas de salud, lo más recomendable es acudir cuanto antes a un psicólogo que pueda evaluar el caso y tratar de proporcionar al adolescente y la familia las herramientas adecuadas para sobrellevar esta etapa y gestionarla lo mejor posible.

A nivel general, para sobrellevar las situaciones y apoyarles podemos recomendar los siguientes puntos:

  • Ponte en su lugar: los límites siguen siendo necesarios en esta etapa, pero es muy importante desarrollar la empatía para poder apoyarles y entenderles en los momentos clave y ser un pilar de apoyo para ellos, evitando que tengan que buscarlo en otro grupo social exterior.
  • Empieza a tener en cuenta su opinión en la toma de decisiones: trata de involucrarlo en las decisiones del día a día, que vea que te has dado cuenta que se está haciendo adulto y que puedes contar con su valoración para según que decisiones.
  • Elige qué temas y cuándo es adecuado sacarlos: la comunicación es esencial en cualquier tipo de relación. Es importante tratar de generar un clima de confianza que permita al adolescente ver que puede contar con sus padres o tutores para cualquier problema que tenga. Por otro lado, será también importante elegir en qué momento es adecuado sacar ciertos temas ya que están sometidos a presiones  y responsabilidades y puede ser contraproducente por ejemplo, hablarles sobre su futuro si justo están agobiados por algún motivo. 
  • Interésate por sus gustos y aficiones: es una etapa de cambios en la que el adolescente va definiendo sus gustos, valores y aficiones, por lo que si te interesas por ellos y compartes momentos de calidad junto a él, te permitirá generar confianza y afianzar la relación.

Por supuesto, si el adolescente lo está pasando mal o hay situaciones que no puedes gestionar porque involucran temas de salud o sobrepasan los límites, no dudes en contactar con un psicólogo especializado en adolescentes que pueda ayudarte a ti y a tu hijo.

Si quieres dar el primer paso…

Contáctanos a continuación y recuerda que la primera sesión es gratuita, o si lo prefieres, nos puedes escribir a nuestro contacto de Whatsapp

¡Te llamamos!

Para poder continuar, acepte a continuación

11 + 9 =