La depresión es un trastorno que afecta a gran parte de la población por lo que no nos debe extrañar que el mundo cinematográfico, como reflejo de la sociedad que es, muestre repetidas veces esta problemática psicológica. Sin embargo, no son tantas las películas que no tratan el tema desde el estigma o el desconocimiento, pues todavía algunos piensan que quien padece depresión está las veinticuatro horas del día llorando o simplemente es una persona que se victimiza para llamar la atención. Es importante que como comunidad entendamos que no hacemos un favor a nadie y menos a nosotros mismos abanderando el absurdo argumento de que la depresión no se supera porque el que la padece es perezoso o débil.

A continuación, haremos un repaso de aquellos filmes que abordan la situación desde el respeto y comprensión para que aquellos que la sufren no se sientan solos y los que no, entiendan a los primeros.

1. The Skeleton Twins (2014) de Craig Johnson

Si eres una persona que prefiere los géneros más ligeros, como la comedia, pero sin perder el matiz de seriedad, esta es tu película. The Skeleton Twins aborda la depresión desde una perspectiva relajada que aunque expresa la severidad que el tema requiere, lo hace de una forma divertida. La película narra la historia de Maggie (Kristen Wiig) que cuando está tratando de suicidarse, la comunica que su hermano acaba de intentarlo también y se encuentra en el hospital, esto hace que ella aborte la misión y emprenda junto a su hermano una historia de reconciliación con la vida.

Con The Skeleton Twins aprenderemos a conocer el duro tema del suicidio a causa de la depresión a través de un talante humorístico y llevadero.

2. Gente corriente (1980), de Robert Redford

En esta película se trata la historia de una familia media que tiene dos hijos pero desgraciadamente uno de ellos acaba falleciendo en un accidente. El hijo que todavía se encuentra con vida experimenta un gran sentimiento de culpa que lo conduce a la depresión…

En esta película podemos acercarnos a aquellas depresiones provocadas por el proceso de un duelo complicado. La película recibió en 1980 el óscar a mejor película, mejor director, mejor actor secundario y mejor guion adaptado.

3. Prozac Nation (2001), de Erik Skjoldbærg

A pesar de la crudeza que nos plantea el hecho de que sea la adaptación de un libro homónimo, el desarrollo de la historia nos da una visión de la depresión como un trastorno que cada vez más personas experimentan en la sociedad. El tema trata de una joven estudiante (Christina Ricci) que pierde el rumbo de su vida debido a la incipiente depresión que se comienza a generar en ella. Como película nos ayuda a entender como las personas que sufren de este padecimiento se encuentran envueltas en contratiempos dolorosos cuando un exceso de libertad aniquila el placer y la estabilidad.

4. Las ventajas de ser un marginado (2012) Stephen Chbosky:

La depresión puede atrapar a cualquiera independientemente de su edad, pero es cierto que hay épocas de una vida donde se sufren muchos cambios repentinos que pueden llevarnos a un mal encaje de la situación, hablamos por ejemplo de la adolescencia. Al hilo de esto presentamos Las ventajas de ser un marginado. En esta maravillosa película podemos observar como el protagonista quiere dormir y no ser despertado, sucumbe a un mundo donde no encuentra su identidad ni un sitio donde finalice el dolor o la angustia que debido a un trauma no deja de perseguirle. A través del recorrido que va haciendo el protagonista podemos observar la importancia de la amistad y la comprensión que esta implica cuando un ser querido atraviesa este tipo de circunstancias. Sin duda, una obra maestra para la adolescencia.

5. Soul (2020) Pete Docter:

Adentrándose en la primera etapa social que experimenta un ser humano, la infancia, Soul trata del tema de la crisis existencial y la tristeza intrínseca a través de un hilo tan bello como la música. Esta película de animación cuenta la historia de Joe Gardner, un profesor de música que a pesar de dedicarse a lo que más en el mundo, nota como espíritu y alma alcanzan un vacío del que no sabe salir. Este filme aborda un tema que los niños deben empezar a entender y lo hace con la mayor delicadeza posible.