¿Qué es la disnea por ansiedad?

La ansiedad se da en cada individuo de manera totalmente diferente y como consecuencia de diferentes causas. Por su parte, la falta de aire suele ser una sintomatología común en personas con ansiedad y puede parecer a priori, alarmante ya que produce momentos de malestar aterradores. Aunque no se trata de algo grave ya que una vez superada la ansiedad, desaparecerá también con ella la disena.

¿Cuáles son los síntomas de la disnea por ansiedad?

Cuando una persona tiene ansiedad, suele estar inquieta, cansada o irritable y en muchas ocasiones, también va asociada a síntomas asociados al miedo, como son:

  • Sensación de falta de aire
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Dolores u opresión en el pecho
  • Sensación de nudo en la garganta
  • Tensión muscular
  • Mareos o sensación de debilidad
  • Náuseas y malestar de estómago

Cuando la disnea es causada por la ansiedad, la persona suele padecer de varios de estos síntomas de manera conjunta. 

Si esto es lo que te ocurre, es recomendable que acudas a un psicólogo especializado en ansiedad para que pueda ayudarte.

¿Cuál es el tratamiento para la disnea por ansiedad?

El tratamiento para la disnea por ansiedad es tratar directamente la ansiedad, ya que con la desaparición de la misma, también desaparecerá dicha falta de aire.

Con lo que para tratar tanto la disena como la ansiedad, es necesario acudir a un psicólogo para que lleve a cabo el tratamiento personalizado adecuado.

A pesar de ello, podemos darte algunas recomendaciones para sobrellevar esa disnea y evitar que te pongas más nervioso.

3 Pautas para ayudar a gestionar la falta de aire:

  1. Respira profundamente: hazlo a través del abdomen estando recostado poniendo tus manos sobre el abdomen. Respirando por la nariz, haciendo que tus pulmones se llenen de aire para irlos vaciando poco a poco de manera pausada.
  2. Respira con los labios fruncidos: esta técnica puede ayudar a reducir la falta de aire y a bajar el ritmo de la respiración. Deberás hacerlo erguida sentada en una silla.
  3. Inhalar vapor: te ayudará a mantener los conductos nasales más despejados y te ayudará a respirar con mayor facilidad. 

Aquí podrás encontrar más pautas y consejos para controlar la respiración y relajarse.

¿Sufres disnea nocturna por ansiedad?

En algunos casos, es común experimentar más episodios de ansiedad por la noche, con lo que es posible que también manifiestes problemas respiratorios durante este momento del día. 

En este caso, el tratamiento será el mismo que el mencionado anteriormente, aprender a gestionar y controlar la ansiedad para poder acabar con esta sintomatología.

¿Cómo saber si es ansiedad u otro problema de salud?

Un psicólogo será el profesional que determine si sufres ansiedad y si es así te indicará las sesiones y tratamiento adecuado según tu caso. Si por el contrario, el profesional no diagnostica esta afección deberás acudir a un médico de medicina general para que valoren otro tipo de problemáticas de la salud.